lunes, 23 de enero de 2012


Artículo publicado en el diario La Nación de Chile, más un recuadro titulado: "Chile no está preparado con el tema de la democracia", que el periódico trasandino decidió no publicar.


Juan Salazar, pinceladas del hip-hop show

"Más que rapero y músico, me siento un artista"

"Partir de cero dentro de la música es fundamental".
    El líder de la banda chilena Tiro de Gracia anticipa su próximo trabajo discográfico Victoria en las calles, y lo define como una “delcaración de paz”. Al compás del conflicto estudiantil, revela su opinión sobre el movimiento, la democracia y hasta del mandatario Sebastián Piñera.

            A 15 años del lanzamiento del disco Ser hümano!!  -la piedra angular del rap chileno de los '90- Tiro de Gracia se mantiene en el pedestal del hip-hop latinoamericano. Para Juan Sativo -también conocido como Juan Pincel o Juan Chills- la disciplina es un componente fundamental para la fórmula del éxito: “Para mí la disciplina del hip-hop es cultivar la vida, poder reivindicar ese estilo de vida. Eso te permite llegar espontáneamente a la gente de una manera didáctica y honesta. Creo que eso me lo ha dado el género junto con la posibilidad de poder crecer como persona y como artista”, reconoce.

            “Mostrar hoy en día que eres vieja escuela es lo que puede salvar un poco al hip hop”, aconseja el curtido frontman, quien a sus 16 años ya había logrado dos discos de platino con Ser hümano!! (1997) -posteriormente ganaría otro con el mismo corte y uno nuevo por la placa Decisión (1999)-. “El público ha crecido con nosotros. Gente que hoy en día escucha el contenido social y entiende que hablar de hip-hop es hablar de experiencias de vida, poder cantar cosas más esperanzadoras y también interpretar la problemática social y racial o los problemas intrafamiliares que se viven en nuestro país”, asegura el rapero.

          Pero más allá de todo consejo o receta, el célebre pergamino de Tiro de Gracia está firmado por la pluma de la experiencia. Salazar no lo niega y confiesa que “si bien es cierto que los medios de comunicación muestran al género en su totalidad, no saben que el quinto elemento es el conocimiento”, y agrega: “Creo que vas más allá del cuento industrial o mediático, sino del cuento del militante del hip-hop, más activista, con el que me siento más identificado”.

-Sus discos suelen ser muy distintos entre sí: ¿Qué nuevos ritmos o matíces presentará Victoria en las calles?

            "Lo nuevo de Tiro de Gracia pasa por el rock, pop, reggae y dancehall, sin dejar de lado el hip-hop. La escencia fundamental es poder orientar a los jóvenes a esta música  y darles la conciencia de tener una apertura a cosas nuevas. Creo que eso es lo que Tiro de Gracia le está dando al rap, que antes el género nos lo había dado a nosotros y hoy tenemos una vuelta de mano al público rapero."

-¿Cuáles son los desafíos?

            "Los desafíos ahora son diferentes, como grabar con Chuck D (cantante y letrista de Public Enemy) o Fidel Nadal (ex Todos tus muertos), poder ponerle ese toque internacional que Tiro de Gracia necesita y que no sea sólo hip-hop chileno. No quiero quedarme sólo en éso, quiero crecer como artista y vivir realmente de la música, porque más que rapero y músico me siento un artista."

-¿Qué enfoque reflejás en esta nueva etapa?

            "Victoria en las calles promulga la declaración de paz del hip-hop. En países como Brasil o Alemania el hip-hop es parte de la cultura, y nos gustaría que aquí en Chile ocurriese lo mismo. Cosas como el DJ o el grafittí, que es el arte en las calles, también está un poco coartado por la policía."

-¿Qué es para vos el hip-hop?

            "Para mí el hip-hop es un tema social. Si te das cuenta lo que viven los jóvenes con el tema de la educación en nuestro país, es algo revolucionario pero que tampoco está lejano. Nos sentimos muy de acuerdo con eso, muy representativos de una clase juvenil en la cual yo soy viejo pero me sigo sintiendo joven aún porque la música me mantiene en esa actividad, y creo que eso es lo que queremos reivindicar; como rapero, como músico, como persona, como padre. Poder estar ahí sin tener que engrupir a nadie, sino que continuar un trabajo que seguiremos haciendo en forma honesta y vamos a sentir que nos va a representar."


-En el 2004, Lengua Dura (Fabián Sánchez -ex integrante de TDG-) declaró en una entrevista a la revista Rolling Stone de Argentina: "Queremos hacer discos que marquen etapas del grupo, más que imponer unsonido"¿Victoria en las calles sigue en la misma perspectiva?

            "Sí, de todas maneras. Si tú haces música underground significa que no va a salir. Yo creo que ocupar la música que está en el mercado es una buena puerta, y si te ganas el repudio de tus pares es el riesgo que hay que correr. Nosotros desde el principio quisimos hacer esto para poder llegar a concientizar a la gente con nuestra música y darle un poco de frescura a este Santiago de Chile que está muerto en lo artistico y en lo musical. Hay que ocupar estas herramientas para poder ser parte de ese juego verdadero. El juego verdadero (canción de TDG) habla un poco de eso, estamos jugando a hacernos los cantantes, los músicos, las estrellas... Y cuando ya eres estrella empieza tu trabajo. Entonces partir de cero dentro de la música es fundamental."

-¿Crees que las divisiones con los antiguos integrantes del grupo repercutieron de manera negativa en el público vieja escuela?

            "No creo que sea así. Siento que eso de abrir o cerrar ciclos son meras estrategias de marketing comercial y para mí lo que pasó fue otra cosa. Es la vida de una persona, es un tema de crecer como artista. Lo veo de la mejor forma, pienso que son etapas que uno tiene que arriesgarse. Saltar y ver si te va bien. Nosotros ahora estamos con esta tremenda gira con (la marca de cerveza) Cristal; vamos este año con, quizá, la última promesa, que es nuestro nuevo disco, así que si a la gente le gusta o no lo definirá ella misma. Es un cuento popular que el público te posicione en el mercado o te deseche.
            Cuando las bandas se separan por diferencias musicales, artísticas o económicas, después no hay mucho de qué hablar. Tiro de Gracia es una escuela donde muchos han entrado y salido graduados con honores: "Zaturno", "Lengua Dura", Camilo Cintolesi, Patricio Loaiza o músicos que participaron, como Los Tetas. Ser hümano!! fue un trabajo muy colectivo donde participaron Joe Vasconcellos, Pedro Foncea, grandes voces del soul, íconos de la música que le pusieron esa pachanga al hip-hop de Tiro de Gracia".
           

“Chile no está preparado con el tema de la democracia”

            En diciembre de 2009, en plena campaña de los partidos políticos para afrontar las elecciones presidenciales, se pudo ver a los Tiro de Gracia en la propaganda del candidato Marco Enríquez-Ominami declarando por la falta de derechos para los artistas y en contra de su discriminación. También participaron en su cierre de campaña junto a bandas como Los Miserables y Difuntos Correa ante unas 20 mil personas, lo que les valió la crítica de algunos sectores que pusieron en duda su imparcialidad partidaria.
            “Nosotros no vivimos la época de Salvador Allende pero sí vivimos la de Pinochet, entonces sentimos que hubo una traba en la época de los '90, cuando ya se abrió todo ésto de la supuesta democracia, y que el país se trancó en un tema cultural”, explica Juan Pincel, dilucidando su participación en la propaganda del candidato que pretendía hacerle el peso a Sebastián Piñera. “Entonces por eso, hoy por hoy, necesitamos una mayor fuerza para poder reforzar esos lazos de la cultura y la música en este pais”, añade.

            “Chile no está preparado con el tema de la democracia. Ya cuando salió Sebastian Piñera como Presidente, mucha gente le dio la espalda. Quizás no han visto cómo avanza todo este gobierno”, comenta desesperanzado, y regresa a su rol natural, mezcla de politólogo y artista comprometido: “Sin embargo, pienso que el hip-hop y todas estas cuestiones culturales que pasan tienen mucho que ver con la política. Nosotros, como jóvenes, tenemos que tener una opinión frente a ella y saber que vienen nuevos cambios. Eso nos va a servir en un futuro para poder tener un bienestar y una democracia, entre comillas-. La gente quiere cambios reales. No sólo económicos sino que también humanitarios. Quieren igualdad y creo que el hip-hop se la está dando a la música”.

Por Matías De Rose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opinar